Consecuencias del sol en la piel


El sol nos aporta un gran beneficio, que es el aumento de la vitamina D, que nos ayuda a absorber el calcio, por lo que es fundamental tomar el sol, recomendado unos 10 minutos al día. Aunque también tiene sus perjuicios:
El sol nos puede causar la aparición de cataratas en los ojos (perdida de visión), provocar quemaduras en la piel o causar el cancer de piel… claro que esto no pasará si tenemos unas cuentas precauciones:

  • Usar gafas de sol para proteger nuestros ojos de los rayos nocivos
  • Usar crema protectora para evitar quemaduras en la piel
  • Tomar el sol por la mañana o noche, cuando los rayos caen mas perpendiculares sobre nosotros
  • Beber agua, que es fundamental para mantenernos hidratados

Cuando la exposición al sol es mas prolongada y sin protección la intensidad de la radiación solar en la piel depende de la longitud de onda de la radiación y de las propiedades ópticas de la piel.
Existen efectos visibles a corto plazo, la radiación solar desencadena varios tipos fundamentales de reacciones cutáneas visibles que son el eritema o enrojecimiento, que es la consecuencia más visible cuando hay un exceso de radiación.
El cáncer de piel es sin duda la consecuencia más grave de una inadecuada exposición solar. Es el más común de todos los tipos de cáncer, y se cree que en torno al 90% de los casos de cáncer de piel han sido provocado por el sol.
Hay varios casos en los que se debe tener más cuidado a la hora de tomar el sol. Además de las personas con piel y ojos claros, las que toman anticonceptivos, por ejemplo, corren el riesgo de aparición de manchas. Asimismo, algunas personas con acné pueden empeorar su enfermedad tras la exposición solar.
Dependiendo del tipo de piel, de la estación del año, de la altura sobre el nivel del mar y de la latitud, uno puede quemarse seriamente en menos de 30 minutos de exposición solar. Aparecerán enrojecimiento y picazón/ardor en la piel, hinchazón de los tejidos más laxos (párpados, mejillas), ampollas y costras. Pueden asociarse fiebre, escalofríos, decaimiento, dolor de cabeza y obnubilación entre las 8 a 12 horas luego de exposiciones extensas. Reflexionemos que se trata de una quemadura, que puede ser tan severa como otras (fuego, electricidad, calor, etc).
La quemadura solar debe interpretarse como la forma en que la piel nos advierte que está sufriendo. Una historia de quemaduras solares reiteradas en la infancia se asocia con una mayor frecuencia de aparición de ciertos tumores malignos de la piel. 

Recuerde: la prevención debe comenzar precozmente. con los niños pequeños, a quienes se les deben enseñar hábitos saludables respecto al sol.

 

 

Todos los Derechos Reservados, Turismodeplaya.com, es una marca registrada de Turismodeplaya,c.a